Especulando

Sobre cosas que apenas entiendo

Menú Cerrar

Sángreme usted poco a poco por favor

 

Como informático nunca estuve a favor de la piratería, siempre entendí (aunque mucha gente parece no compartirlo) que hay que premiar el trabajo de la gente, que lo creas o no, muchos tienen que comer.

Durante la carrera me compré todos los programas que necesité, las licencias de estudiantes eran muy asequibles.

Cuando terminé siempre preferí buscar alternativas baratas a los grandes, en lugar de piratear Photoshop en el Mac preferí comprarme Pixelmator (me hacía la misma función y costaba muchísimo menos).

Tampoco soy un santo, y como todo hijo de vecino pirateé películas y música.

En el caso de la música no entendía tener que comprar un disco entero para escuchar una única canción (soy viejuno lo se), y en el caso de las películas mas de lo mismo, aunque en muchos casos después de verla acababa comprándola porque los extras merecían la pena.

Aunque en la mayoría de los  casos, aquí en España,  te comprabas una película y el “como se hizo” duraba 15 minutos y poco mas tenías en el dvd.

Cuando salió Spotify me convertí en un asiduo, y he de decir que desde entonces no recuerdo haber pirateado ni una canción mas.

Cuando salió Netflix fui de los primeros en apuntarme, y he de decir que mi disco duro lo agradeció. No hay día que no borre películas, y series que tenía bajadas desde hace mogollón de tiempo una vez que las sacaban en el servicio.

Pero es que la cosa pasó de un extremo a otro.

Pasamos de piratear como condenados a que nos acaben volviendo a obligar a piratear.

Me explico.

La disculpa del pirateo de películas era que no existía un sistema en el mercado que te ofreciese lo que buscabas, de ahí el éxito de plataformas como Popcorntime, sin embargo cuando salió un sistema como Netflix fuimos muchos (no mayoría claro está que para eso España es el paraíso del pirata), que vimos la luz al final del túnel y nos apuntamos.

Por 7,99€ podías tener las series y películas que querías sin necesidad de tragarte publicidad a mansalva para descargarlas, o encontrarte con que estaban mal ripeadas y no ofrecían la calidad que esperabas.

Si te rascabas un poco mas el bolsillo 9,99€ podías tener 2 conexiones simultáneas y todavía te salía mas barato. 2 amigos podían compartir la conexión pagando la mitad (Netflix no lo impide en sus condiciones de uso).

En mi caso tengo 5 perfiles creados y lo usamos en 3 casas distintas.

Hasta aquí todo muy bonito, pero es que ahora llega HBO, Amazon, etc , y te dicen, si quieres ver tal cosa en concreto tienes que pagarme a mi otros 9,99€, y voy a impedir que esté disponible en ningún otro sitio para obligarte a pagar si o si.

Y lo siento pero no.

Yo no se lo que cobrarán los periodistas especializados que te empiezan a comparar catálogos y a decirte que lo mejor es que las contrates todas, pero la inmensa mayoría tenemos hipoteca, coche, niños, y calefacción, y no podemos permitirnos que nos desangren poco a poco, mes a mes, por una película o serie en concreto.

A lo mejor en otros países con otros sueldos si te lo podrías permitir, pero aquí dudo mucho que la gente por ver Juego de Tronos o Westworld vaya a pagar una suscripción mensual.

Por el momento sigo pensando que Netflix es el rival a batir.

Los que tenemos niños sabemos lo que es tener que buscar Peppa Pig cuando les apetece y sólo encontrar en Youtube un megavídeo que, o está doblado en otro país, o casualmente no es el capítulo que quería ver 🙂

En mi caso mis 2 hijas tienen cada una su propio perfil infantil, adaptado a su edad y sin tener que preocuparme si les bombardean con publicidad, hacen una búsqueda y les muestra contenido inadecuado, o simplemente no está al completo.

Lo mismo está pasando con el software, mas sangrado poquito a poquito.

Antes te pirateab… (comprabas) el Office y listo, ahora no, quieres Office pues paga una suscripción anual que te sale mucho mas barata (aunque en 2 años ya rentabilizarías la compra del programa), todo ello para estar a la última en un software que desde hace bastantes versiones sólo ofrece menús en distintas posiciones y sin cambios sustanciales en el día a día.

Quieres Photoshop mas de lo mismo.

Quieres un juego, no te preocupes te lo doy gratis y cuando ya estés enganchado te vendo armas, niveles, etc.

La cosa es sangrarte poco a poco y sin que te des cuenta, está visto.

Pues lo siento , yo me planto, no tengo mas dinero para dar.

 

© 2017 Especulando. Todos los derechos reservados.

Tema de Anders Norén.